Explorando Safari en moto de nieve

Por Continentes

NUESTRA SELECCIÓN DE VIAJES

Safari en moto de nieve

Cómo conducir una moto: Las motos de nieve son realmente fáciles de conducir. El motor es automático y únicamente necesitan utilizar el acelerador y el freno para controlar la velocidad. Por favor, no usen el acelerador y el freno al mismo tiempo porque esto dañaría el motor. Pueden conducir muy fácilmente en la dirección correcta utilizando el manillar. En las curvas pueden inclinar un poco su propio cuerpo hacia la misma dirección a la que giran el manillar, de este modo la moto girará también más fácilmente. No hay más mandos de control que necesiten utilizar. Por favor no intenten arrancar las motos. Los guías del safari lo harán siempre por ustedes. Normas de seguridad: Según la Ley de Tráfico de Finlandia, el conductor de una moto de nieve tiene que tener como mínimo 18 años. Jóvenes de 15 a 18 años irán de pasajeros en la moto. Los niños de edad inferior a 15 años irán en trineo que arrastra la motonieve del guía. Excepcionalmente los niños que midan como mínimo 140 cm podrán ir de acompañantes en la motonieve con un adulto pagando el importe de la excursión como adulto. Los jóvenes con 16 años en posesión de carnet de conducir de motocicletas de 125 cm podrán conducir la motonieve. Naturalmente, no pueden conducir una moto de nieve bajo los efectos del alcohol. La policía realiza regularmente controles de alcoholemia a los conductores de motos de nieve durante los safaris. En los safaris, en cada moto de nieve irán dos personas. El conductor se sentará en la parte delantera, junto a los mandos de control. Intenten encontrar la posición más cómoda, ni demasiado lejos, ni demasiado cerca del manillar. El pasajero se sentará en la parte trasera y colocará las manos alrededor de la cintura del conductor. Deben colocar las piernas siempre dentro de la moto y sobre los reposapies. Si sacaran alguna pierna fuera de la moto podrían dañársela.

Es muy importante que sigan a su guía durante todo el tiempo, conduciendo en línea recta y manteniendo su lugar dentro de la misma. Está totalmente prohibido adelantar a otras motos de nieve o conducir haciendo zig-zag. Intenten guardar una distancia de seguridad de 20 metros, como mínimo, entre cada moto de nieve, con el fin de tener tiempo y distancia suficiente de reacción. Recuerden que cada camino es de doble sentido. Intenten conducir siempre por la derecha del camino, porque en cualquier momento pueden encontrarse de frente con otras motos de nieve. Comunicarse con signos Debido a que las motos de nieve producen demasiado ruido, debemos comunicarnos mediante signos con las manos durante todo el safari. Cuando su guía realice un signo con las manos, por favor repítanlo para que el resto del grupo que se encuentra detrás de usted pueda saber qué pasa: Mano hacia arriba significa ¡Stop! Cuando vea este signo, primero de todo repítalo y detenga la moto lo más cerca posible a la de enfrente y en línea. Movimiento del brazo en vertical hacia arriba y hacia abajo significa ¡Vamos! Movimiento del brazo en horizontal hacia arriba y hacia abajo significa ¡Atención y reducir velocidad! Hay algunos lugares con cierta dificultad en el camino donde deben tener cuidado. En caso de accidente. Si tiene algún problema durante el safari solamente tiene que levantar la mano y un guía irá para ayudarle. Las motos de nieve son vehículos potentes, no son juguetes. Nunca conduzcan por encima de su capacidad. Recuerde que todos los conductores de motos de nieve son responsables de daños a cualquier vehículo, siempre que no respeten las normas de seguridad. En caso de accidente y daños al vehículo, siempre que éste se produzca por causas imputables al conductor y no a terceros, los conductores deben hacer frente a una franquicia que varía entre los 650 € y 1000 € en función del destino (Por ejemplo: si usted se saliese de la traza que marca el guía y a una velocidad inapropiada ocasionase un accidente y se rompiese una pieza de su moto por valor de 150 €, usted haría frente al total del importe. Si éste fuese de 350 € el caso sería el mismo. Sin embargo si el importe de la reparación fuese de 750 € usted solo haría frente a los primeros 650 € si éste fuera el importe de la franquicia. Por favor, recuerden que los guías están obligados a parar el safari cada vez que vean a algún conductor haciendo un uso indebido de las motos de nieve. Los guías son los responsables del grupo y están autorizados a detener el safari, si un conductor es visto como peligro potencial para el mismo o para el resto de los participantes. Catai viajemos no garantiza las condiciones climatológicas, de nieve o hielo acumulado para poder realizar las excursiones o safaris ofertados. En caso de que causas de fuerza mayor no permitan la realización de las excursiones y éstas deban ser canceladas en su totalidad, se reembolsará el importe de las mismas íntegramente.