Descubre Abu Simbel en tu viaje a Egipto - CATAI

Explorando Abu Simbel

Por Continentes

NUESTRA SELECCIÓN DE VIAJES

Abu Simbel

Ramsés II construyó para sí uno de los más grandes templos de la antigüedad, el Templo de Abú Simbel. El templo grande está dominado por los cuatro colosos de Ramsés II entronizado, con casi 21 metros de altura. En el interior dos salas hipóstilas conducen a la parte más sagrada del templo, el santuario, en cuyo centro se haya un altar y, al fondo, cuatro estatuas de dioses talladas en la roca, que únicamente dos veces al año (20 de febrero y 20 de octubre) al amanecer quedan iluminadas por el sol.

El templo pequeño está dedicado a la reina Nefertari bajo la forma de la diosa Hathor. Destaca su fachada con seis estatuas. La Presa Nasser obligó al traslado de todo el complejo. Se trataba de subir el complejo, de más de 300.000 toneladas, 64 metros más arriba de su primitiva construcción, para evitar que fuese cubierto por las aguas. El traslado en pleno siglo XX fue una proeza de ingeniería que supuso una inversión enorme. Durante cinco años se desmontaron los templos, pieza por pieza para colocarlos a 200 metros de su ubicación. Nada menos que 1.036 bloques, de más de 30 toneladas cada uno. Alrededor de los templos se llevó a cabo un plan de acondicionamiento para que todo quedase exactamente igual.

DÓNDE DISFRUTAR ESTA ACTIVIDAD

Puntos Interés Egipto

Hurghada

Hurghada es una ciudad de Egipto que abarca aproximadamente 40 km de la costa del mar Rojo. Esta es su principal atractivo, por lo que los turistas que se dirigen a ella lo hacen con el objetivo de bucear en sus aguas, donde se pueden contemplar los arrecifes de la zona. En la misma costa es donde se encuentra la mayor parte de la oferta hotelera, así como las opciones para el ocio, que incluye las tiendas, los bares, los restaurantes y los clubes. 

Edfu

Edfu es una ciudad de Egipto que se encuentra a unos 90 km al sur de Luxor, en la ribera occidental del río Nilo. Como en tantas otras ciudades de esta zona, se trata de un valle protegido de las crecidas del río, pero con la construcción de la Alta Presa, también se vio afectada por las aguas.  Cuenta la historia que fue en Edfu donde se enfrentaron los dioses Horus y Seth, de ahí que el principal atractivo de la ciudad sea el templo dedicado al primero de ellos, que en la actualidad es un centro arqueológico y uno de los mejor conservados del país. 

El Cairo

Una de las grandes metrópolis del mundo islámico, capital del antiguo Egipto. Ofrece dos de los puntos más atractivos del país: el complejo arqueológico de las Pirámides de Guiza y la Esfinge y el Museo de Antigüedades, con el tesoro de la Tumba de Tutankhamon. En la explanada de Ghiza se encuentras las Pirámides de Keops, Kefrén y Micerino. La Gran Pirámide de Keops es una de las 7 maravillas del mundo antiguo, la única que aún perdura.

Luxor

La antigua Tebas, el moderno Luxor, son las dos caras de una ciudad mítica, un museo al aire libre que guarda el recuerdo de los grandes faraones como pocas ciudades de Egipto. En una orilla del río, la vida, los grandes templos de Luxor y Karnak; en la otra, el Valle de los Reyes y el Valle de las Reinas, la vida de ultratumba. Para la visita hay que tener en cuenta la hora, cada una de estas majestuosas construcciones tiene su momento, según la luz que proyecte el sol. Visitas recomendadas: • Templo de Luxor. Más que un templo, Luxor era un palacio donde se adoraba al faraón como si de un dios en vida se tratase. 

Aswan

Aswan, también conocida como Asuán, es una de las ciudades más importantes del Alto Egipto, junto a Luxor. Destaca por sus templos faraónicos, pero también por su abundante vegetación, en la que imperan las palmeras. Junto a su tonalidad verde, se une el dorado de la arena de su desierto y el azul de las aguas del Nilo, a cuyo borde se encuentra.

Kom Ombo

Kom Ombo se encuentra en la región de Asuán, y es una de las ciudades de Egipto más conocidas junto a la orilla del Nilo. La construcción más importante de ella y principal responsable de las visitas del turismo es el templo del mismo nombre, que, con 2.000 años de antigüedad, muestra una perfecta simetría que no deja a nadie indiferente.

Sharm El Sheikh

Sharm El Sheikh es una ciudad balneario que se encuentra en Egipto, a medio camino entre la península del Sinaí y el mar Rojo. Su gran atractivo son sus perfectas playas que podrían confundirse con las caribeñas, con su arena clara, sus aguas en color turquesa y los arrecifes de coral. De ser un pequeño pueblo pesquero, pasó a convertirse en una base naval y finalmente el destino turístico que hoy conocemos, con una infinidad de resorts hoteleros que se reparten la costa.