Descubre Pekín en tu viaje a China - CATAI

Explorando Pekín

Por Continentes

NUESTRA SELECCIÓN DE VIAJES

Pekín

Es la fusión entre el presente y la historia. La ciudad tiene una antigüedad de tres mil años aunque sólo cuenta con mil años de existencia como capital imperial o real. Su principal atractivo es haber sabido combinar su cultura milenaria con los ritmos de la modernidad, permitiendo la convivencia de culturas de diversas nacionalidades y épocas. Como capital, es el centro desde donde se dirigen todos los engranajes de la política china. En su área hay más de 2.600 templos y monasterios, más de 50 emplazamientos con ruinas de antiguas culturas y 24 entidades de protección estatal, dada su importancia como patrimonio cultural. En ella encontrará decenas de monumentos, palacios y templos famosos en todo el mundo, que destacan por su antigüedad y grandiosidad convirtiéndose en el principal punto de mira de todo visitante. Pekín es también un agradable lugar para el turista, con todos los elementos de una gran ciudad, además de ser limpia y acogedora.

Visitas recomendadas: Plaza Tian An Men. A escasos metros de la Ciudad Prohibida se erigió la plaza pública más grande del mundo. Mandada construir por Mao Zedong para proyectar la grandeza del partido comunista, la plaza ha sido testigo de algunos de los momentos históricos más importantes de China: Mao proclamó la República Popular China desde lo alto de la puerta de Tiananmen, al norte de la plaza, el 1 de octubre de 1949. El Palacio Imperial conocido como la Ciudad Prohibida. Situada en el centro de Pekín, era el centro del poder de las dinastías Ming (1368-1644) y Qing (1644-1911) durante un largo periodo desde 1420 hasta 1912. Ese complejo de palacios fue bautizado como la “Ciudad Prohibida” porque las personas corrientes no podían entrar sin permisos especiales en aquella época y sólo los cortesanos podían obtener audiencia del emperador. Palacio de Verano. Este complejo palaciego, repleto de palacios, jardines, pabellones y lagos, era la residencia habitual de la corte durante los meses más calurosos. Lo primero que llama la atención de este ejemplar monumento es el enorme lago Kunming -que se puede atravesar en ferryy la colina de la Longevidad, desde la que se obtienen unas excelentes vistas del lago. Templo del Cielo. Construido en 1420, es uno de los monumentos más queridos por los locales. Utilizado antiguamente para celebrar los ritos religiosos, sobresale por sus salas con forma circular y base cuadrada para representar el cielo y la tierra. Templo de los Lamas. fue construido en 1694 durante la Dinastía Qing. Está formado por cinco Pabellones (Tianwang Hall, the Main Buda Hall, Yongyou Hall, Falun Hall, y Wanfu Hall). Este templo, comenzó siendo la residencia de los Emperadores, en concreto de los nobles Manchu. Alberga en su interior, una estatua budista, la más grande del mundo de este tipo, tallada sobre un tronco de sándalo de una sola pieza de más de 26 metros de altura. La Villa Olímpica. En el 2008 se organizaron los Juegos Olímpicos en Pekín. La villa olímpica con 66 hectáreas de superficie fue la residencia de 16.000 atletas provenientes de más de 20 países. El atleta Usain Bolt, el tenista Rafael Nadal o el nadador Michael Phelps fueron algunos de los más ilustres huéspedes. A pocos metros de la villa olímpica se encuentran las principales instalaciones deportivas de Pekín. El primer lugar a visitar es el famoso estadio olímpico, también conocido como “El Nido”. El estadio fue diseñado por los arquitectos Jacques Herzog y Pierre de Meuron. Con una capacidad de 80.000 espectadores y una superficie de más de 250.000 metros cuadrados, el estadio nacional de atletismo de Pekín fue testigo de auténticas proezas, como los récords mundiales de 100 y 200 metros lisos batidos por el jamaicano Usain Bolt. La piscina “El Cubo”. El Centro Acuático Nacional, más conocido como “el Cubo de Agua”. Las paredes exteriores del edificio se iluminan por la noche gracias al sistema de luces leds que lleva incorporado. Calle peatonal de Qianmen. Se encuentra cerca de la ciudad prohibida y de la Plaza de Tiananmen. Es una calle muy comercial donde comprar productos típicos de china y ropa de marcas occidentales. En los alrededores de Pekín: La Gran Muralla. Abarca las provincias de Liaoning y Jiayuguan y es una de las visitas obligadas en China. Iniciada hace más de 2.000 años, con ella se quería proteger a la población de posibles ataques. La parte de la muralla más próxima a Pekín es la conocida como Badaling, que comenzó a construirse bajo mandato de la dinastía Ming (13681644). La visita a este emblemático monumento comienza con el visionado de una película de quince minutos sobre la Gran Muralla en el Circle Vision Theatre (9.00 a 17.45 h). Otro de los puntos de interés es el Museo de la Gran Muralla China (9.00 a 16.00 h). Durante el recorrido, preste atención a sus acabados en ladrillo y las torres de vigilancia que se conservan. Tumbas de la Dinastía Ming. Aquí están enterrados 13 de los 16 emperadores de esta dinastía. Para acceder al sarcófago, se debe pasar primero por una puerta principal que da a los patios y a la sala principal, también conocida como la Sala de los Favores Ilustres; a continuación se llega a unas puertas que nos llevan a la Torre del Alma, el último escollo antes de alcanzar la tumba del emperador.

DÓNDE DISFRUTAR ESTA ACTIVIDAD

Puntos Interés China

Shanghai

Es la ciudad portuaria más grande y una de las más importantes de China. Es uno de los tres municipios subordinados directamente al Poder Central. Shanghai significa en la parte alta del mar y posee una larga historia que comenzó ya en el 770 a.C., y que la ha llevado a ser en la actualidad una moderna metrópoli dentro del país.

Gyantse

Gyantse es un pueblo que se encuentra al sur de la Región autónoma del Tíbet, en la República Popular China, a 254 km al suroeste de Lhasa y en una región montañosa a 3.977 metros sobre el nivel del mar. En otros tiempos fue una ciudad tibetana muy importante por su excepcional ubicación en la ruta comercial que conectaba India, Sikkim y Bután.

Xian

Llamada antiguamente Chang’an “Paz Eterna”. Protegida por fronteras naturales en el valle del río Huishui, rodeada de montañas y ríos, como el Weihui, al norte, Chanhe y Bahe, al este, y Fengsui y Lahoe, al oeste, haciendo de la región una zona muy fértil, durante 1.100 años, desde el siglo XI a.C., once dinastías instalaron aquí su capitalidad, dejando durante las distintas épocas numerosas construcciones de gran valor cultural. La ciudad entera está considerada como uno de los museos de la antigua civilización china. Xian fue punto de partida de la Ruta de la Seda en la antigüedad.

Guilin

Se encuentra ubicada en la zona nordeste de la región autónoma de Guangxi Zhuang, junto al río Li. Encontramos aquí los típicos paisajes chinos: lagos, ríos, llanuras y suaves colinas. Guilin es rico en productos locales, el vino Sanhua, el requesón de soja fermentado y la salsa picante constituyen los tesoros de este lugar.

Hangzhou

Es una de las siete ciudades más famosas y antiguas de China. Sobre todo es célebre por su vegetación. Hay un dicho popular que dice: Arriba el cielo, abajo Suzhou y Hangzhou. Desde la dinastía Tang ha sido evocadora de muchos poemas. En el siglo XIII fue famosa por su rápido crecimiento, pasando de tener menos de medio millón de habitantes a alcanzar más de un millón. Actualmente es la capital de Zhejiang, una de las provincias más ricas de China. Es conocida además por su seda, por su té, por su industria farmacéutica y por su academia de arte.

Suzhou

Una de las ciudades más antiguas de china siendo asimismo una de las más bellas. Es conocida como la “Venecia de Oriente”, con jardines diseñados al estilo del sur de China.

Gran Muralla

La Gran Muralla china es una gran fortificación que comenzó a construirse en el siglo V a.C. para proteger el Imperio chino de los intentos de invasión de los pueblos nómadas de las estepas de Mongolia y Manchuria. Sumando todas las ramificaciones, la muralla tiene en torno a 21.200 km de longitud. Originalmente, se extendía desde la frontera china con Corea, bordeando el río Yalu, hasta el desierto del Gobi. En la actualidad, ha desaparecido en muchos puntos de su recorrido, y solo se conserva un 30%. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987.